Nueva Zelandia declara emergencia climática

El país busca la neutralidad de carbono para el 2025, con un programa que pretende transformar las organizaciones gubernamentales.

 

Este programa de descarbonización está dotado de un presupuesto de 200 millones de dólares, que incluye la eliminación de centrales de carbón, obligación gubernamental de adquirir vehículos eléctricos y el cumplimiento de requisitos energéticos para edificios públicos. 

 

El país también pondrá en marcha uno de los planes más ambiciosos del mundo en reducción de emisiones con el objetivo de que la temperatura global no aumente más de 1,5 grados con respecto a la época preindustrial. 

 

La ley trata de mantener la emisión de gases por debajo de 1,5 grados, como establece el Acuerdo de París, y supone un paso importante en la lucha contra la emergencia climática en la que está sumido el planeta.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*