40 años de la caída del Skylab

El Skylab orbitando La Tierra

Autor: Esteban Brito

 

La primera estación espacial totalmente norteamericana cumple 40 años desde su caída a La Tierra, en donde al impactarse en Australia no hubo heridos. 

 

El 11 de julio de 1979 cayó desde el espacio la primera y única estación espacial totalmente norteamericana. Esta fue la predecesora de la actual Estación Espacial Internacional (ISS), y es el objeto artificial más grande que ha caído en nuestro planeta.

 

 

A diferencia de la moderna instalación que hoy orbita La Tierra, el Skylab no tuvo una construcción modular, y fue lanzado en una sola pieza de 77 toneladas. El 14 de mayo de 1973, en  su lanzamiento sufrió daños graves, en donde perdió una serie de escudos protectores que tuvieron que ser reparados por astronautas para que se pudiese experimentar dentro.

 

 

Recibió solamente a tres tripulaciones, las cuales visitaron la estación para realizar experimentos científicos durante los primeros dos años que el laboratorio estuvo en órbita. La más emblemática fue la última, integrada por el comandante Gerald Carr,  y los pilotos Edward Gibson y William Pogue; este grupo de astronautas realizó la primera huelga en el espacio, ya que debido a un exceso laboral decidieron cortar las comunicaciones con Houston por 24 horas.

 

 

El laboratorio fue abandonado en 1974,  tiempo después comenzó a ingresar en la atmósfera terrestre, ya que su órbita iba decayendo progresivamente. La nave llegó a acercarse 90 metros hacia La Tierra cada vez que describía una órbita completa.

 

 

Finalmente, la estación Skylab se desintegró sobre el océano Indico, lo que dejó un rastro de fragmentos y piezas metálicas en una franja de 6000 kms. de largo y 200 de ancho, desde el cabo de Buena Esperanza hasta Australia. Afortunadamente, no se produjeron daños a seres vivos con la caída de los restos espaciales.  Las autoridades australianas le mandaron a la NASA una multa de 400 USD por arrojar basura en zona de dominio público.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*